sábado, 6 de mayo de 2017

Eileen Myles -La tristeza de irse

Eileen Myles, Cambridge, Massachusetts, 9 de diciembre 1949
Versión Sandra Toro


La tristeza de irse

Todo queda
   tan lejos--
mi abrigo,
   allá. Me aterra
     irme & que
no me extrañes
     me aterran los
azules fuertes
         del subte
     otros días estoy
         tan feliz &
lista para creer que
    cada uno que anda
por la calle es
         alguien que conozco.
Me impresiona lo antiguo
     de Macy's. Las escaleras
     mecánicas de madera
              subiendo
hasta los muebles, la oficina
     de crédito, las luminarias---
           Acá comprabas
           de chico. Oh,
¡vos me merecés! En
      una película llamada
      Close Up – de tanto en
tanto las rejas
serpenteantes, fijate
   en las rejas azules
     serpenteantes de
       las entradas del subte,
la belleza granulosa,
       el manchón. Hoy no me
voy a matar. Es demasiado
       hermoso. Mi corazón
          rueda por la calle 23
a compartir
esto con vos, la
dulzura del
       cuadro. Mi cuerpo
perfectamente en forma
    nada más que para
      morir. Quiero
mostrarte ésto.
      En la Plaza San Marcos
       un loco grita:
mis pasos, los
      tambores del Armagedón
        Oh sí, acercame
        a tu Señor
quiero morir
       Close Up. Un ramo
de tulipanes amarillo furioso
        para David.     Lo admito,
    adoro los tulipanes
           porque ellos mueren
       tan hermosamente.
                                        Veo
          la salvación en
      sus cabezas colgadas.
Una salida bella ¿Cómo
          llegaron a sentirse
              así de libres? Yo estoy
          atrapada en el amor--
              Por encima de las papas fritas
          mis ojos vuelan hasta
              el Bar Hue. Un cartel
          azul. Atravesado en
   la vida. En mi camino
       a llegar a un punto,
               a hacer
                  lógica, a no
   enamorarme esta
               noche y
       dejar que mi dolor quede
       desenvuelto – forzar
la máquina-- Paul sigue
    en contacto, Oh pero
acordate de Jessica
    Lange, estaba tan
                hermosa
             dopada,
      en camino a encontrarse con
            King Kong. Me siento
     en mi silloncito rojo
            en febrero
     cómo es que llegan
            a sentirse tan libres
1,000,000 de mujeres
            que no son yo, en la
calle esta noche
    en esta ciudad
       etérea & yo
          me corono a mí misma
       una & otra vez
          y no puede
       haber
          dos reyes.